Retos Literarios

Tienes que acceder para crear publicaciones y debates.

La feria”

La feria”

Todo era algarabía en el pueblo, como cada primavera llegaba la feria colmada de curiosidades , lo que hacía que niños y grandes se agolparan a la entrada para ver el ingreso en forma de desfile de lo que más tarde podrían ver dentro de las carpas y puestos .

Aunque esta vez la sorpresa era mayor aún , al ver pasar una gran carreta totalmente cubierta por una lona amarilla y dorada.

¡ Pasen a ver el mayor descubrimiento! – se oía gritar a quien encabezaba la caravana, un hombre regordete con un abultado bigote y un traje color azul exageradamente grande para su talla .

Y continuaba gritando –¡ único en el mundo!.

Y los pueblerinos se aferraban a estas cosas para olvidar por un momento la pobreza y la decidía en la que estaban inmersos luego la gran epidemia que atacara los campos y aniquilara por completo sus cosechas.

Flacos y descalzos los niños corrían y reían , ¿acaso podía haber un fenómeno que superara la realidad que castigaba a esta pobre gente?.

Sometidos por los terratenientes que arrendaban sus tierras a valores inhumanos , de las cuales también los desalojaban sin miramientos y sin poder llevar más que su poca ropa.

Pero ese era un día especial, se permitían ser felices y soñar .

Y para eso nada mejor que la feria. Casi no se veía dinero, todo era trueque, de un modo u otro todos salían favorecidos.

Y llego el momento más esperado , todos reunidos alrededor de la carreta con la lona de peculiar color, tras tirar de una cuerda, esta calló . Las primeras exclamaciones fueron de horror al ver la figura de quien allí se encontraba .

Hasta que comenzó a silbar, y todos quedaron en silencio, maravillados, olvidando el impacto de verlo, donde su fealdad era opacada por su voz.

Y olvidando todos su triste realidad también, aunque solo fuera por un día.

323 palabras

 

Hola, Marcela. Me gusta mucho el trasfondo social del relato. Reflejas muy bien la miseria y el ambiente del mundo que narras. Para tener en cuenta te diría que en el primer párrafo repites varias veces el verbo "ver", podrías tratar de sustituirlo en alguna frase. Modificaría también un poco el párrafo que dice "Sometidos por los terratenientes que arrendaban sus tierras a valores inhumanos , de las cuales también los desalojaban sin miramientos y sin poder llevar más que su poca ropa" por algo así: "Se encontraban sometidos a terratenientes que arrendaban sus tierras a valores inhumanos para desalojarlos luego sin miramientos y sin dejarlos llevar más que su poca ropa". Besos y mucha suerte.

 

Hola Marcela,

como la vida misma. Todos terminamos evadiendonos  en el exterior.

Me ha costado entender algunos párrafos por la redacción de los mismos:

 los pueblerinos se aferraban a estas cosas para olvidar por un momento la pobreza y la decidía en la que estaban inmersos luego la gran epidemia que atacara los campos y aniquilara por completo sus cosechas.

Este es uno de ellos.

Creo que hay problema de acentuación, pero no soy la más indicada para señalarlos son mi Cruz.

Un abrazo fuerte

Coincido con Marta y Helena en ese trasfondo que quieres hacernos llegar: cualquier cosa puede ser buena para evadirse de la rutina, y la feria, en este caso, es una buena opción.

Verás, Marcela, no he entendido lo de que, tras tirar de la cuerda, “calló”. Algo se me escapa, evidentemente (esperaré tu explicación cuando termine el reto).

En cuanto a la forma, yo de ti revisaría los signos de puntuación (comas, puntos...). Han de ir pegaditos a la palabra que les precede.

¡Suerte, compañera!

 

Suerte en el concurso, Marcela.

Un abrazo

Me gustó en demasía. Esperaba un poco más del final, no digo que este mal, solo me quedé con ganas de conocer la criatura.

En cuanto a la forma, esos espacios no creo que sean a proposito, a mi me pasa con algunos editores o al hacer el copi-paste. Los pone solos.

El que a hierro mata, a hierro muere.