Retos Literarios

Tienes que acceder para crear publicaciones y debates.

COMPULSIVO OCHO

SIMPLEMENTE YO

 

Soy de esas que llaman de la generación X.  Así, que según dicen, he visto y he vivido de todo. O casi todo. Habladurías.

Contradictoria. Crecí  escuchando a Silvio Rodríguez y a los Chunguitos.  Devoré a Gibran y a Stephen King. A Torrente Ballester y a Agatha Christie.

Pasional. Canté la Internacional hasta quedarme afónica y defendí mis ideales como si me fuera la vida en ello, sin miedo, a voz en grito.

Me  enamoré. No una vez, ni dos. Unas cuantas.  Vi morir a mi primer amor por algo que llamaban «caballo». Perdí al segundo, aunque no para siempre. Y en cuanto al tercero, dicen que no era nuestro momento. A los demás, no los recuerdo.

Fui una macarra de los ochenta para pasar a ser una niña mona de los noventa. Era rebelde, aunque por las noches soñaba con el príncipe azul; pero nunca lo confesé. Jamás. Era demasiado dura para hacerlo.

Estudié, trabajé, viajé. Residí aquí y allí. Viví.

Con el tiempo dejé de escuchar a los Chunguitos, aunque conservé mi pasión por Silvio, pasé a ojear a Gibran y a relegar a King. Hace siglos que no leo a Torrente Ballester.  Aunque nunca dejé de leer. Todo. O casi todo. Sobre todo a Christie, a quién le sigo siendo fiel.  Mis ideales continuaron viviendo en mí, pero dejé de clamar por ellos.  Como ya no era macarra, ni niña mona, pasé a ser hippie, luego fashion. Después nada. Llegó un momento en que preferí un polvo de vez en cuando porque la palabra amor se me había vuelto hueca. *

El mundo siguió girando y, de repente, se paró en mi pasado. Aquel segundo amor apareció de nuevo. Vino del lugar al que los antiguos denominaron el fin del mundo. Y me llevó con él.  Harta de la inmunidad que me estaba carcomiendo los huesos, me arriesgué a darme un golpe, pero no me lo di. *

Cambié de vida. De paisaje. El polvo de mi tierra por el mar del oeste.  Hasta tengo un hijo. Y dos hijastros. Para mi cumpleaños me he pedido un perro, para que le haga compañía a mi gato. Soy caótica, maniática y obsesiva. Impulsiva. Entendí que el mundo no perdona a una mujer que no se calla, pero aún no lo he aprendido del todo.

Me encanta dedicarme a mis cuentas y a mis cuentos. Amante de la historia, sé que en otra vida fui Leonor de Aquitania.

Soñadora.

Bailo. Sobre todo. Siempre.

Y nada más. Por el momento.

420 palabras

* Inspirado en la canción "Resumen de noticias"  de Silvio Rodríguez.

Comunera ocho, ME HAS MARAVILLADO!!!!!!!!!! qué manera tan agradable de resumir tu vida (y no «Resumen de noticias» jajjaa). COmienzo a decirte que coincidimos en la pasión por Silvio, una tarde mi hermana me dijo: «escucha esto» y Silvio decía que «solo el amor el amor convierte en milagro el barro y consigue encender lo muerto», a partir de ahí no he podido dejar de escuchar su poesía.

El asesinato de Roger Ackroyd fue la novela que me cautivó de Agatha Christie, después , no las he leído todas, pero estoy casi en el 90%, y de Stepehen KIng no te digo porque mi predileción por la CF es conocida en el grupo. Del baile tampoco te comento, nací en Cuba jajajaja. Y ya, sin ocultarlo tienes los cinco puntos míos!!!!!!!

Saludos

Me ha gustado mucho como llevas al lector por un rápido viaje de tu vida,  y no creerías en cuantos gustos coincidimos, músicos , escritores...en cuanto a lo demás creo que los cambios forman parte de la eterna búsqueda, modas, parejas ,estados de ánimo. un saludo cordial.

"Hay locuras sin nombre, sin fecha, sin cura, que no vale la pena curar...". Es curioso que hace poco me enviaron esta frase de Silvio Rodríguez y que coincidimos  (al igual que Omar y Marcela) en el gusto por algunos escritores (en mi caso, la Chistie).

Me ha gustado el repaso fugaz y dinámico de tus "formas de vida" y situaciones sentimentales, lo que da una idea de que el cambio en tu persona ha ido a mejor.

En cuanto a la forma, creo que para hablar del pasado hubieras podido hacer uso de otros tiempos verbales en lugar de tanto pretérito perfecto simple. Ello le hubiera dado más agilidad a la lectura, pero esto es algo muy subjetivo.

¡Suerte, ocho!

Me gusta el ritmo que has empleado,directo y rápido,sin florituras, y eso que yo soy más de prosa poética. Me gustó también tu autobiografía pues plasma una existencia vivida plenamente. Por ponerle una pega, yo hubiera puntuado de otra manera.

Anotación personal: nunca te calles, Compulsiva Ocho

Muy bueno. Un relato que engancha desde el principio por la forma de contar. Felicidades.

Muy buen relato. Una autobiografia en forma. Tal vez quedaría mejor agregando nombres ficticios.

El que a hierro mata, a hierro muere.