Tienes que acceder para crear publicaciones y debates.

COMPULSIVO SEIS

"TENGO UNA DEBILIDAD"

 

Nací cuando mi madre tenía 22 años. Hasta tal punto no me decidía a llegar a este mundo que se lo puse difícil y casi la pierdo. De haber sido así, hoy sería otra. Quizás más decidida. Tal vez más fuerte. Puede que más aventurera... Habría aprendido otras cosas pero no las que ella me enseñó. 

Mi hermana llegó exactamente once meses después y a la pobre criatura la consideré una "robamamás". A pesar de la escasa diferencia de edad somos el día y la noche. Diez años después, cuando ya nada hacía presagiar que dejaríamos de ser las princesas de la casa, llegó el rey, mi hermano. Pero como la antigüedad es un grado yo no permití que ninguno de ellos me arrebatara la corona y por nada ni nadie me bajaba de los brazos de esa mujer que tuvo que aprender a cocinar con una sola mano, solo hasta el día en que me salpicó el aceite y en el que decidí no acercarme nunca más a los fogones.

 

Dicen que de mi padre, mi modelo de persona a seguir en esta vida, me asustaba el hecho de que me moviera uno de sus pies enfundado en un calcetín negro tratando de jugar conmigo. Eran mis hermanos los que siempre estaban con él, al igual que con mis tías y abuela que vivían debajo de nuestra vivienda.

Un día que con ellas me dejaron para así poder acercarse mi señora madre a una tienda a comprarse unas medias, al volver las vio a todas en la calle haciéndole aspavientos para que corriera, como si estuviera ardiendo la casa. Mientras tanto, yo lloraba sin consuelo pues creía que no iba a volver. Como niña que era escuché que se iba a "escapar" y me lo cogí al pie de la letra. 

 

Mis oídos se acostumbraron también a las canciones de Antonio Machín en boca suya. A mi hermana le cantaba: "Isabel, eres la flor más perfumada que hay sembrada en el jardín de mis amores", y como no había ninguna canción con mi nombre se inventó que aquel cantante cubano escribió para mí la que dice: "Mira que eres linda, qué preciosa eres. Verdad que en mi vida no he visto muñeca más linda que tú". 

Y a esto jugábamos mi hermana y yo, a muñecas. Nos sumergíamos en otro mundo pero cuando discutíamos me decía algo terrible: "¡Tienes la nariz aguileña!". Y yo lloraba a mares. Un buen día mi madre acabó con estas trifulcas preguntándome: "¿A ti te gusta la nariz de mamá?", y al decirle que sí me consoló diciendo que la teníamos idéntica (conste que no tengo la nariz aguileña, pero tampoco tan bonita como la suya).

 

Cuando busqué mi independencia ella vino conmigo a todas partes, con una paciencia infinita, tendiéndome esta vez sus manos en la tarea de amueblar mi hogar. Aún hoy es la persona cuya compañía más me agrada, tanto para pasear o ir de compras como para tomarme un café con una pastel.  Porque si hay alguna persona que está hecha de buena pasta, esa es mi madre: la que cocinaba conmigo en brazos, la que me dijo que mi nariz de niña era como la suya y la que se inventó que Machín me dedicó una canción.

 

Comentan los que me conocen que no saben exactamente de qué madera estoy hecha. Yo pienso que de una frágil, de esa que necesita poco para romperse, pero es lo que tiene haber crecido entre algodones... De azúcar, añadiría.

 

 

 

587  palabras

 

 

¿Cuál es la debilidad? ¿Ser frágil??? No lo creo pues hasta lograste (de niña) una canción para ti, lograste que tu mamá cocinara con una mano, y lograste imponer tu antigüedad. Es lindo leer cosas así.

Ahora: No comprendo el cambio de letra, y quizás debas revisar los muchos «que», porque varios pueden sustituirse.

AH! Saludos, que se me olvidó!!!!!!!!

Cita de OmarMG en 23 mayo, 2019, 4:15 pm

¿Cuál es la debilidad? ¿Ser frágil??? No lo creo pues hasta lograste (de niña) una canción para ti, lograste que tu mamá cocinara con una mano, y lograste imponer tu antigüedad. Es lindo leer cosas así.

Ahora: No comprendo el cambio de letra, y quizás debas revisar los muchos «que», porque varios pueden sustituirse.

AH! Saludos, que se me olvidó!!!!!!!!

Pues lo de la letra no es cosa del autor. He editado el texto y al editarlo sale bien, no sé que ocurre....

Esta noche volveré a probar.

Entiendo que su debilidad era la madre. Cuando se dice que alguien siente o tiene "debilidad" por algo o alguien es como decir que tiene una preferencia especial hacia esa cosa o persona.  ¡Menuda hermanita!

 

Yo entiendo que la debilidad es la madre protagonista del texto.

Te aconsejo que utilices las comillas españolas. Una manera de conseguirlas es presionar la tecla alt y los números 174 para las comillas de apertura y alt 175 para las de cierre.

Creo que la edad de la madre quedaría mejor puesta con letra ya que no es un número complejo: nací cuando mi madre tenía veintidós años.

Me resulta extraño lo de «me lo cogí al pie de la letra». Tal vez sea algo que se utilice en tu zona, yo siempre he dicho me lo tomé al pie de la letra. Claro que eso te puede sonar extraño a ti...

¡Un besote!

Hola, Compulsivo Seis:

Una historia muy bonita. Una infancia feliz es una fuente de recuerdos hermosos. Los has tramado con habilidad y gracia. Yo también señalo que los números, si no son muy complejos, se escriben con letras.

Acerca de las comillas españolas, yo modifiqué los accesos de otros signos ortográficos para que me provean de ellas; asimismo, de las rayas de diálogo; esto, porque mi compu no tiene teclado numérico. Pero veo que aquí no me funcionan esos trucos.

Un saludo.

NO ES FÁCIL  APRENDER A COMPARTIR LOS AFECTOS FUERTES COMO EL DE LOS PADRES ,CON MÁS HERMANOS .Y EL VINCULO MATERNO SE VÉ QUE ES MUY FUERTE. UN RELATO QUE ENCUADRA JUSTO CON LO SOLICITADO .

El eterno aroma de la infancia... Precioso homenaje.

¡Hola! Voy a responder a la pregunta que te hacías, compañero Omar.  Aunque ya dije aunque con la boca pequeña para no salir del anonimato (y bien que lo adivinó Sue) que la debilidad era mi madre, el título del relato no es más que un guiño a ese Antonio Machín del que hablo, ya que tiene una canción titulada así.

¡Gracias a todos por vuestros comentarios y feliz semana!

Me gustó la autobiografía intima, personal, muy buena.

El que a hierro mata, a hierro muere.